Visita el Facebook del Blog

miércoles, 15 de agosto de 2018

LEVANTA TU VOZ CONTRA LA CAZA - Por Eleana Casado Corvalán


Decir que la Caza es un deporte es una falacia.
Un deporte, después de todo, es algún tipo de juego que, en su desarrollo, es competitivo y exige el respeto por ciertas normas y reglas.
En tal sentido, los diccionarios definen al juego como una actividad que realiza uno o más jugadores generalmente para divertirse o entretenerse y en la que se ejercita alguna capacidad o destreza.

De estos términos podemos inferir tres aspectos importantes.
Primero, es necesario que todas las partes sepan que están jugando. El animal lo ignora. Peor aún, sufre, intenta escapar. Sabe que su vida corre peligro.
Segundo, el entretenimiento tiene que ser para todos. 
No hay placer ni diversión cuando corres para salvarte.
Tercero, la victoria nunca puede consistir en quedarse con la vida de otro ser.
El mérito nunca puede ser destruir, acabar con una existencia del reino animal.




Los animales que son cazados mueren sin saber siquiera que son parte de una "diversión" de pocos, de esos que nada arriesgan pero que todo creen merecer.
Los asesinos se hacen llamar a sí mismos valientes, ganadores.


¿El premio? Alguna parte del cuerpo de sus víctimas, algún trozo que les recuerde que tuvieron que contar con todas las ventajas posibles para poder ganar.




Porque si hay algo que tiene la caza es que es injusta.
Los animales no cuentan con ningún medio para rebatir esos ataques. Los humanos, con todos para provocarlos.

Es por ello que si sientes una necesidad enorme de mostrar tu hombría/valor/fortaleza, pues "juega" con aquellos que están en tus mismas condiciones.
Así solamente podras decir que has ganado dignamente.


Y la caza no es eso. Es aprovecharse de los más débiles para subsanar tus complejos de inferioridad, tus miedos.

Tomar ventaja en un escenario completamente inequitativo no es de audaces, sino de cobardes.

Cazador no tienes ni tendrás nunca mis respetos.
Por el contrario, siento mucha lástima por ti.
Yo me pregunto: que tan pobre puede ser una persona en sus emociones como para querer desquitarse con la vida de inocentes...




Si la próxima vez quieres reconocimiento y gratitud, no salgas a cazar.









En su lugar, dispara una cámara de fotos y no tus armas.










Si te ha gustado este post, compártelo en tus redes sociales.




Aviso de Copyright

Los derechos de propiedad intelectual de este blog y de los distintos elementos en él contenidos son titularidad de la abogada Eleana Casado Corvalán, salvo aquellos mencionados expresamente en contrario.

Se autoriza su reproducción siempre que se cite la fuente.

La utilización indebida o, en su caso, no autorizada, de la información contenida en este blog, así como los perjuicios que se puedan ocasionar en los derechos de propiedad intelectual de la autora dará lugar al ejercicio de las acciones que legalmente correspondan y, si procede, a las responsabilidades que de dicho ejercicio se deriven.